En Colibrí apostamos por la inmersión lingüística como método de aprendizaje de la lengua inglesa, es decir, nuestros alumnos conviven con el inglés en su día a día con una metodología activa, participativa y creativa hablándoles indistintamente en castellano o en inglés.

Sabemos que en cada niño existe un potencial infinito a desarrollar en todas las áreas y facetas de su vida por eso tratamos de ofrecerle estímulos positivos que desarrollen este magnífico potencial.

En el caso del lenguaje, el niño nace preparado para escuchar la voz de su madre que desde la cuna le está enseñando un lenguaje, la lengua materna. Si este aprendizaje  se inicia en el momento en que el niño empieza a escuchar a su madre al nacer no debemos retrasar mucho más el aprendizaje de una segunda o tercera lengua si lo que pretendemos es que nuestro hijo desarrolle una buena competencia lingüistica.


Por eso en Colibrí utilizamos una metodología de aprendizaje del inglés basada en el proceso de inmersión lingüistica para que su relación con esta nueva lengua sea natural y espontánea, para ello utilizamos canciones, cuentos, bits, murales, danzas, bailes, manualidades, juego simbólico, mensajes cortos, videoteca, etc.

Nuestro objetivo es que los niños se familiaricen con el inglés como segunda lengua, con los sonidos, con las expresiones, iniciándose en la comprensión de la misma, y apoyándonos de numerosos gestos y en expresiones no verbales, para poco a poco conseguir su participación en intercambios comunicativos.

aprender-ingles-menos-tempo.jpg